Seleccionar página

Cada día los anuncios y departamento de marketing nos sorprenden más con increíbles acciones para concienciar o llegar a más gente. El caso de hoy, es una innovadora campaña antitabaco realizada en la calle, por la cual, la típica marquesina publicitaria que podemos ver por las aceras se vuelve interactiva y tose cuando alguien fuma cerca suya.

El mupi digital es capaz de detectar el humo del tabaco y activa el anuncio de la farmacéutica sueca Apotek Hjartat para que empiece a toser cuando pasan fumadores a su lado. Hemos visto anuncios interactivos alrededor del mundo pero, en esta ocasión, la marca ha recurrido a un actor que interactúa desde una pantalla con el ambiente que le rodea y tose cuando alguna persona fuma junto a la marquesina publicitaria.

mupi interactivo dejar de fumar tos

La iniciativa, diseñada por la agencia Akestam Holst, tiene por objetivo conseguir que muchos cumplan su propósito de dejar de fumar con el comienzo de año. De esta forma, colocaron en pleno centro de Estocolmo, un mupi interactivo con una serie de sensores en el que aparece un joven sin moverse. Pero no es un mimo, su reacción cambia al instante en cuanto detecta el humo de tabaco, entrándole un repentino ataque de tos. Así, capta la atención de los peatones que, sorprendidos, se dan cuenta de que es por ellos y por el humo del tabaco.

La idea es muy buena, divertida y obtiene resultados ya que posteriormente les muestra una gama de productos con nicotina que comercializa la compañía farmacéutica para animarles a dejar el tabaco.

No sabemos si alguno de los transeúntes ha dejado de fumar, pero desde luego sí que ha generado notoriedad, las personas se han fijado y lo recordarán. Y es que, puestos a poner publicidad en marquesinas, qué mejor que hacerlas así de divertidas para que interactúen con el entorno.