LowCostDesign

LowCostDesign para Promotora Inmobilaria, orientada al comprador de pisos. En enero de 2009 creamos LowCostDesign – Productos culturalmente potentes y económicamente asequibles. Productos de la decoración completa de una casa de 60 m2 cuyo lema es “Me siento a gusto contigo porque me siento a gusto conmigo“. La gráfica corrió a cargo del diseñador mexicano Alejandro Magallanes.

Actividad desarrollada por Swing: Estratégica + Colaborativa + Operacional: Creación del proyecto, selección de diseñadores, organización general (diseño y producción), comisariado del diseño, gestión de la exposición y promoción.

El proyecto Low Cost Design es una muestra de objetos con diseño, calidad y económicamente accesibles. Generamos un nuevo concepto de diseño basado en la calidad, practicidad y la económicidad. Diseños creativos, multifuncionales y comprometidos con la sociedad, algunos producidos con materiales reciclados.

El proyecto une a diseñadores jóvenes con capacidad y habilidad para producir bajo el lema “Diseño para todos“. Pretenden aportar un nuevo concepto de creación para los fabricantes: ¡Que vean el diseño como herramienta para alcanzar una mejor competitividad y comercialización de sus productos, tanto dentro como fuera de España!. Sus diseños responden también a una nueva realidad social, con un consumidor urbano muy exigente en cuanto a diseño donde creadores jóvenes ofrecen calidad a precio ajustado.

Nombres como Alejandro Magallanes, Stone Designs, Álvaro Álvarez, Eduardo Bermejo, Mermelada Estudio, Carolina Moncada, Noviembre Estudio, Studio Merry & Paul Heredia, Sandra Ocaña, enPieza!, +Max, Guillem Ferrán, Jorge Mañes, Yiyi Gutz, Iván Martin o Silka Barrios componen Low Cost Design. Entre las piezas elaboradas para este proyecto hay originales e innovadores productos de uso cotidiano con bajos costes de fabricación, como una luminaria que se puede vestir según la ocasión, sofás personalizables, un saco de almacenamiento que se convierte en puf, estanterías multifuncionales con ruedas para ser transportadas a cualquier punto de la casa, una silla convertible en improvisado tendedero, o mesas compuestas en parte por cajas de plástico para la fruta.

Este tipo de diseño satisface con soluciones viables la necesidad del público de añadir elementos de calidad a su hábitat para mejorar su vida cotidiana. En medio de ese proceso de creación y compra final del producto están las empresas españolas que, sobradamente preparadas para producir y competir, ven en el diseño un aliado indispensable para traspasar fronteras y comercializar mejor sus productos. El low cost parece una buena idea que contenta a todos, pero que no debe confundirse con abaratar costes de cualquier manera porque el consumidor final distingue y valora las ideas originales y la estética cuidada. Algunos ejemplos son las mesas hechas con cajas de fruta, del Studio Merry & Paul Heredia, la silla y tendedero distendido, del diseñador Guillem Ferran o la luminaria de +Max.