Hotel & Spa Rodina

_interiores /2016

Homenaje a los mejores valores rusos, mezclados con la cultura y estilos occidentales.

share on facebook share on twitter share on linkedin share on mail share on delicius share on blinklist share on pinterest

En cada proyecto que abordamos siempre queremos rendir homenaje a la cultura, valores y costumbres locales. Unas veces es de forma muy evidente y otras, esa impronta se ve reflejada de manera sutil en cada uno de los elementos que componen el proyecto.

En el caso del Grand Hotel Rodina en Sochi, creímos desde el principio que tenía que rendir homenaje a los mejores valores rusos, mezclados con la cultura y estilos occidentales de forma que siempre obtengamos unos espacios realizados con un gusto exquisito, en los que se puede respirar en cada rincón el sabor de la cultura local.

 

image

La idea del Dacha es algo que siempre nos ha encantado y que creemos que encaja a la perfección con los nuevos valores del lujo contemporáneo.

image
image
image
image

Nuestra idea ha sido la de convertir el Grand Hotel Rodina en el Dacha perfecto. Un espacio en el que, sin duda, la clientela rusa que lo frecuenta encontrará la atmósfera ideal para descansar, siempre con ese sabor local al que nos referimos; un lugar en el que los materiales de la más alta calidad, respiran la naturaleza que lo rodea, imprimiendo en cada objeto y cada mueble un sabor, textura y color que no dejará a ningún visitante indiferente. Hemos creado una atmósfera que hará sentir a los rusos un fuerte compromiso con su cultura y valores. A los extranjeros les enseñará de forma sutil y sensorial lo mejor de la cultura rusa y lo gratificante de disfrutar de la naturaleza y el mejor servicio en ese Dacha ideal.

image
image

Un proyecto comprometido con la calidad y el medio ambiente, que convive a la perfección con el entorno que lo rodea. Unos espacios que reinterpretan los maravillosos izbas rusos y que extraen de ellos colores, texturas, formas y materiales, para darles un nuevo significado y ponerlos en un nuevo nivel hasta ahora desconocido.

El uso de la madera natural dispuesta como en las antiguas fachadas de esos Dachas, el uso de las alfombras convirtiéndose incluso en los cabeceros de cama. Las lámparas de cristal de bohemia o las mesas en las que el mármol, la piel y la madera se funden en piezas únicas, acentúan la calidad de unas suites cálidas y acogedoras, donde cualquier visitante se sentirá como en casa.

image
image